Archivo de la categoría: Opinión

Lance Armstrong. Del Olimpo a…

Lance Armstrong

Aún recuerdo las grandes etapas de montaña del Tour de Francia de los años 97, 98 hasta el 2005 protagonizadas por Lance Armstrong, Üllrich, Richard Virenque, Joseba Beloki, Alexander Vinokourov, Iban Basso, Bobby Jullich, Francisco Mancebo, Marco Pantani, entre muchos otros.

Estar pegado al televisión durante las tardes de los días de julio era un hábito. En esos años, el Tour de Francia era puro espectáculo. Etapas míticas. Puertos de montaña épicos. Grandes ciclistas. Los Alpes. Los Pirineos. Miles de seguidores animando en las subidas a los puertos de montaña. Nombres de ciclistas escritos en la carretera. Escapadas en los primeros quilómetros de la etapa. Pelotón dividido en muchos grupos. Ciclistas sufriendo las grandes subidas de los puertos. Esfuerzo. Superación. Puro deporte. Puro espectáculo. Y sólo un ganador. El más fuerte de todos.

Estar fuerte en las etapas de montaña te permitía luchar por el triunfo del Tour de Francia, o bien, ganar una etapa de montaña. En los Alpes y Pirineos se decidían la mayoría de los Tours de Francia. Si no estabas fuerte esos días, estabas fuera del éxito.

El objetivo de todos los ciclistas aspirantes a ganar el Tour, ganar alguna etapa de montaña, o bien, los compañeros de los líderes del equipo, era llegar fuerte en las etapas de montaña. ¿Y quién te aseguraba eso? Las sustancias dopantes.

Tomar sustancias dopantes te aseguraba que los días estrictos y más duros, tu cuerpo iba a responder al 100%. Podías llevar una planificación de entrenamientos muy buena en los meses anteriores, pero eso no te aseguraba que estuvieras al 100% en esos días. Doparse, te lo aseguraba.

Ah. El hecho de doparse no significa que ya no has de entrenar tanto y que la bicicleta gira solita en el día de la competición...Se entrena lo mismo o más duro. El hecho de doparse, sólo te asegura estar bien en los días decisivos. Sí. Es una ventaja que te lleva al éxito. Pero los valores del sacrificio, la constancia y el esfuerzo en el ciclismo lo siguen teniendo todos los ciclistas independientemente si se utilizan sustancias dopantes o no. Eso ha de quedar claro.

Y aparece Lance Armstrong. Ganador de siete Tours de Francia conseguidos de forma consecutiva. Debido a la acusación por dopaje, el pasado mes de octubre es desposeído de todos sus logros. Era buen ciclista. Él lo sabía. Y para asegurarse el éxito se dopó. Así de sencillo…Él sabía de sus cualidades físicas. Era un ganador nato. Quería ganar sí o sí. Y esa ambición le llevó al dopaje. Ser tan ambicioso a veces puede ser un defecto.

Opiniones sobre Lance Armstrong habrán muchas. Pero lo que sí ha de quedar claro que doparse no es jugar limpio. No me vale el argumento de que él fue el mejor de todos los que se dopaban. No. El deporte es muy grande. Y no hacen falta sustancias artificiales para ser fuerte. El hecho de superarse a sí mismo día a día, carrera a carrera, Tour a Tour, ha de ser la victoria de cada uno. Su éxito.

Lance Armstrong ha sido sencillamente víctima del dopaje en el ciclismo. Un líder de un equipo ciclista norteamericano que consiguió lo que quería. Ganar muchos Tours de Francia. Ese era su objetivo. Su éxito. Con trampa y mintiendo a todos los ciclistas y seguidores.

Pero hoy, con estas líneas le quiero dar las gracias a Lance Armstrong por su energía y esfuerzo en el deporte, por su lucha y espíritu por la lucha contra el cáncer, en la emoción de sus victorias, por el buen tiempo que pasé esas tardes de Tour, por tener la ilusión de ser como él cuando iba en bicicleta con mi padre por la montaña. Pero lo más importante, le doy las gracias para hacernos ver que en la vida todos cometemos errores y crecemos a partir de nuestras propias experiencias. Que todos podemos fallar y aceptarnos como somos.

Lance Armstrong es fuerte. Un ganador nato. Ambicioso. Y dejando su arrogancia de los pasados años sobre su negación de sustancias dopantes, ahora con humildad va a tratar de ganarse la confianza como persona y deportista. ¿Cómo? Los hechos lo demostrarán.

Algunos lo atacarán. Algunos lo defenderán. Bien. Me gustaría que vieráis el gran reportage que os expongo del programa Informe Robinson del Canal+. Trata sobre la historia de un ciclista importante, víctima también del dopaje y de todo el entorno que se vivía en esos años en el mundo del ciclismo. La verdad. Vale mucho la pena verlo para saber lo qué realmente pasó en esa época (1996-1997 a 2006) con el dopaje en el ciclismo.

Anuncios

¿Puede Usain Bolt saltar 9 metros de longitud?

Una gran cuestión que Martí Perarnau (periodista deportivo y ex-atleta) reflexiona en un artículo de su bloc: http://olympics12.blogspot.com/2011/08/puede-usain-bolt-saltar-9-metros.html (ver artículo clica sobre el enlace).

A %d blogueros les gusta esto: