¿Cómo ganar resistencia en el running?

Seguro que hemos estado sin realizar un entrenamiento de correr durante unos días porqué hemos notado un dolor en las articulaciones, nos encontramos sobrecargados muscularmente, etc. Y como buena solución, hemos dejado unos días de recuperación para que mejoren nuestras molestias y podamos volver a entrenar. Pero al cabo de unos días o semanas nos vuelve a pasar lo mismo…

También nos puede pasar que corremos para ganar resistencia pero nos cuesta mucho mejorar…Intentamos correr cada semana más kms. Entrenamos más días a la semana. Intercalamos un día intenso con otro día más suave. Pero incluso así, vemos que los resultados no mejoran significativamente, lo pasamos mal entrenando e incluso llegamos algunos días a casa con sobrecargas musculares, dolores en las articulaciones, etc.

Y pensareis…pero si quiero bajar la marca de 10km, 21km he de realizar sesiones de carrera, no? Mi respuesta es que no. El mundo del running tiene algunas particularidades diferentes a otros deportes: es totalmente físico y todos los atletas tienen un límite físico. 

Me explico. Es un deporte que no se necesita una gran técnica y táctica para realizarlo. Por ejemplo, en el caso del voleibol, si quiero mejorar el remate frontal, me bastará con realizar 50 remates en lugar de 20. Lo más seguro es que no me lesione. En cambio, en el running, intentaré cambiar la distancia, el tiempo, la intensidad del entrenamiento pero llegaré a un punto dónde no avance más. Es decir, llegue a mi límite…Como he dicho anteriormente, cada vez nos costará más, me sobrecargaré y lo pasaré mal…

Por tanto, ¿cuál es mi consejo para evitar todo ésto? En primer lugar, os digo que sigáis entrenando de forma habitual los entrenamientos de carrera, e incluso algún día más intenso. ¿Pero el resto de días? Practicar otro deporte! Los más aconsejados son la bici y la natación. También hay otros, de montaña, como el esquí de fondo pero es más difícil de acceder…Y siempre complementando estos deportes con trabajo de fuerza en el gimnasio.

¿Y por qué éstos deportes? Por dos razones principalmente:

1. Se realiza un buen trabajo cardiovascular con más tiempo de entrenamiento. Es decir, ampliamos mucho nuestro capacidad aeróbica. Por ejemplo, podemos salir a rodar en bicicleta 3-4 horas realizando un buen trabajo aeróbico; en cambio, es impensable realizar un entrenamiento de carrera de 3 horas.

2. No hay un trabajo de alto impacto, lo que te permite tener las piernas más descansadas y evitar así riesgo de lesion. Siguiendo el ejemplo anterior, el desgaste muscular de ir en bicicleta será muy inferior a un entrenamiento de carrera de 1’30h-2h aunque la intensidad sea del 60-70% de la Fcmáx. De hecho, se pueden realizar sesiones de ciclismo todos los días; en cambio, de correr no es aconsejable…

NATACIÓN

Es perfecto porque no hay impacto y el riesgo de lesión es mínimo. Se pueden hacer entrenamientos extensivos (capacidad aeróbica), o bien entrenamientos cortos pero muy intensos (aumentar la potencia aeróbica, es decir, aguantar una intensidad más elevada durante más tiempo). Prácticamente, se puede entrenar cada día este deporte debido al poco desgaste muscular.

CICLISMO

Con la bici te permite trabajar con pulsaciones elevadas durante muchos minutos mejorando así la resistencia aeróbica. A parte, trabajamos otros músculos de las piernas que cuando corremos no trabajamos.

GIMNASIO (PESAS)

Tan importante es el trabajo cardiovascular como nuestro chasis. Nos permitirá correr más y mejor, y lo más importante: evitar lesiones.

El trabajo de fuerza es olvidado por muchos deportistas y es una de las capacidades condicionales más importantes para el rendimiento del deportista. Así pues, hemos de basar el entrenamiento con un trabajo de poco peso y muchas repeticiones, combinando con algunos entrenamientos con peso más elevado y pocas repeticiones.

El objetivo principal de este trabajo es crear más fibras musculares en nuestro cuerpo para tener mejor capacidad de resistencia a los continuos esfuerzos físicos.

En conclusión, si quieres ser un buen runner, aprieta en los entrenamientos de carrera, pero si ves que llegas a tu límite y te cuesta bajar los tiempos, intenta combinar tus entrenamientos con la bici, natación y pesas. Ganarás más resistencia que podrás transferir al running. Ah, y quizás descubres sin querer que eres un buen triatleta!

Anuncios

Publicado el 25 octubre, 2012 en Running y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: