Media Maratón de Ginebra (Suiza)

Desde pequeño siempre he viajado casi cada verano a Ginebra para ver mis tíos y primos que viven allí. Un país que enamora por los Alpes, lagos, cultura, chocolate, nieve, verdor, flores, las vacas típicas de postal…

El hecho que el 6 de mayo hubiera el Medio Maratón y Maratón a Ginebra fue un motivo para ir a pasar un fin de semana de familia y deporte en una ciudad tan encantadora como Ginebra.

Agradezco a mis padres el regalo de aniversario que me hicieron! El que no sabía es que semanas más tarde mi padre también vendría conmigo! 😉

Llegamos el viernes por la noche a Ginebra recibidos por un gran chubasco. Menos mal que mi prima nos vino a buscar!

Sábado por la mañana nos levantamos con un día fantástico en Versoix -pueblo cercano de Ginebra-. Buena temperatura. Soleado. Y paseo por Ginebra para ir a buscar los dorsales para la carrera del domingo. Buen ambiente en las carpas de la organización. A mediodía se celebraba la cursa de 5k de mujeres y de 1km de niños.

 

Por la noche cenar familiar con los tíos y los primos. Buena cena para cargar energía para el día siguiente!

A las 8h de la mañana nos levantábamos. Primera cursa en el extranjero. Almorzar con mi padre y los tíos, y a las 9h venía mi prima y los niños a recogernos para ir hasta el punto de salida de la cursa (Chene-Bougeries).

El ambiente de carrera es muy similar a las de Catalunya. Pero bien, correr al extranjero siempre es emocionante. Corredores/se hablando enn francés, speaker también. Y tú allí sin entender nada. Sólo cuando dicen alguna frase con inglés y poca cosa más.

Me despido de mi padre ya que se encuentra en un cajón de salida más detrás que el mío y me dirijo hacia el mío. Canciones de fondo. En este cajón tienen delante dos monitores y una monitora buenorra de fitness bailando encima de una tarima y el resto de corredores/se imitando los movimientos. Ya me imagino mi padre bailando allí en medio. Buenísimo!

Llego a mi cajón. Me pongo por las primeras filas. Observo los corredores/se de cerca. Cara de suizos pero suizos. Eso sí, tema equipación de running algo más de nivel que en Cataluña. Bien, no sé si más nivel pero sí más señores…jajajaja. Y yo allí, con mis ojeras de siempre que algún día tendré que tirar a la papelera y la camiseta que me dieron en la Maratón de Barcelona. Mientras estoy allí de pie sin hablar con nadie, empieza a llover cuatro gotas que rápidamente se convierte en una lluvia fuerte. No me preocupa demasiado la verdad puesto que lo considero más natural, salvaje y emocionante ir corriendo bajo la lluvia. Pero nada, a la cabeza de un rato la lluvia se para. Todavía seguimos todos en el cajón. El grupo del cajón de detrás bailando y saltando. Y yo allí, de pie en el cajón que no hay nada de animación. Sólo el speaker hablando en francés que no entiendo nada y sintiendo la música de los de última como se lo pasan de bien.

Bien, por fin, introducen música en nuestro cajón puesto que ha llegado el momento de nuestra salida. Los corredores/se del cajón anterior los voy perdiendo por el horizonte y la música vuelve a sonar!

Empieza la cuenta atrás en francés. Eso sí que lo entiendo y salida de mi cajón! Por cierto, las salidas de cada cajón eran cada 5′. Aquí en Cataluña no lo hacen todavía…

Empiezo muy rápido y en la cabeza de grupo. Nunca había estado en una cursa sin ver al horizonte del recorrido a ningún corredor/a. No iba primero. Iba de los primeros de mi cajón. Decido apretar algo más y realizar una mine escapada para ser el primero aunque sea poco tiempo. Ahora sí. Lidero la primera posición de mi cajón. Nadie delante. Todos detrás mío. Aprovecho este tiempo para disfrutar de mi liderazgo del grupo hasta el km.4 :). A partir de aquí, bajo el ritmo alto que traía y me avanzan algunos corredores. Estaba un poco fundido y tenía que recuperar un poco jejeje.

El ritmo de carrera que llevé era entre 4’20”-4’35” hasta el km.7. A partir del km.7-8 no me encontré cómodo. Más bien cansado. Me faltaba aquella chispa de dos meses anteriores en la Media de Barcelona para ir más rápido. Desde el Maratón de Barcelona que no había corrido ningún kilómetro a ritmo de competición. Había corrido pero a un ritmo suave…

Aún así, siento las piernas frescas puesto que venía bastante descargado, pero cardiovascularmente no estaba al 100%. Pero estoy contento porque el ritmo de la cursa fue de media de 4’24”/km.

El hecho que me motivó ir más rápido y más ligero fueron los lugares y paisages por donde pasaba la carrea. Hasta el km.13-14 todo eran campos de flores de diferentes colores. Los Alpes suizos al horizonte nevado y por la derecha el lago Leman con la ciudad de Ginebra en el fondo.

Me encuentro por las calles de Ginebra. Bastante público animando. En el km.15 me flipo y apreto el ritmo hasta rodar a 4’08”/km. Al cabo de 1km bajo al ritmo a 4’35”/km. A partir de aquí tengo un bajón físico hasta el km.19. Durante estos kilómetros de bajón físico me voy manteniendo a un ritmo digno gracias a los ánimos del público “Allez allez Roger”. Sí, lo mismo que dicen en el Tour de Francia a los ciclistas.

Llego a la parte que vas corriendo por el borde del lago Leman. Aquí vuelve a ser más llano el recorrido y como siempre, me sale el orgullo Gutiérrez de no sé dónde, y saco el último cargamento de energía para hacer el último esfuerzo y dar así el 100% en la carrera. No me gusta llegar al final de la carrera y recordarme: “Hubiera podido apretar algo más al final”. Siempre se puede dar algo más. Acabas más contento y con el trabajo hecho. El último tramo, ruedo en el km.21 a 4’19”/km y los últimos metros a 4’01”/km.

Al final llego con un tiempo de 1h33’19”. Segunda mejor marca de la temporada después de la Media de Barcelona donde hice 1h28′.

Felicitar a mi padre por la carrera realizada. Empezó la cursa con molestias en la parte del femoral. Hasta el km.15 estuvo con la liebre de 1h50′. En el km.15 el femoral dijo basta. Aún así, la finalizó a troto suave. Disfrutando de la cursa en todo momento! Bien, el año que viene tendrás fácil rebajar la marca de la Media de Ginebra 😉

Como siempre, expongoso los datos que el pulsómetro registró durante la carrera en el enlace: http://connect.garmin.com/activity/176065548

Si alguien está cansado de correr por Cataluña, medias, de 10km, etc, aconsejo correr al extranjero. Es más emocionante, más bonito y se disfruta mucho más. Y más, si son ciudades o pueblos emblemáticos!

Espero hacer más pruebas fuera de Catalunya. Es una gran excusa para viajar y hacer deporte a la vez!

Pues esto, que ha sido un muy buen fin de semana. Sin la Mercè, Stephane, Lea, Roman, mis tíoss y mi padre no hubiera sido lo mismo! Gracias!

Anuncios

Publicado el 9 mayo, 2012 en Crónicas 2012, Temporada 2012 y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Sin duda alguna llevo tiempo siguiendote y tengo claro que eres un Rungrinus 😉
    Sigue así. Espero que en un futuro no muy lejano podamos contactar pronto 🙂

    Me gusta

  2. francisco pazos

    yo tambien lo corri acabe 59 en la general,soy de pontevedra y lo que me impacto sobre todo fue los musicos en los kilometros finales

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: